viernes, 17 de mayo de 2013

"Humoristas gráficos, notarios de la actualidad"


Abrimos el periódico del día por la sección de opinión dispuestos a leer las 360 palabras que componen su editorial. Nuestros ojos y nuestro cerebro tardarán aproximadamente un minuto en captar el mensaje que nos propone el diario. Algo que en apenas dos segundos nos transmite la viñeta de la página siguiente: Los desahucios son un problema muy serio.
Obra de Juan Subirana (Subi) para la muestra de humor Social.
Obra de Juan Subirana para la XIII Muestra de Humor Social.
Esta idea es la que han intentado transmitir los 52 humoristas gráficos que participan en la XIII edición de la muestra de Humor Social de la Universitat d’Alacant. El humor es una herramienta muy poderosa y utilizarla, para intentar solucionar los problemas que angustian a la sociedad es el objetivo de muchos de los autores que publican diariamente en periódicos y revistas. Este año en el que andamos sobrados de temas preocupantes, la muestra ha decidido centrarse en los desahucios.
Enrique Pérez Penedo (Enrique), el popular dibujante del diario ‘Información‘, ha sido desde sus inicios el encargado de dar forma a esta exposición que, con el apoyo de la asociación de dibujantes FECO y la Universitat d’Alacant (UA), ha tratado a través de sus 13 ediciones de aunar la responsabilidad social con el mundo del humor. “Realmente hay muchos tipos de humor”, puntualiza el dibujante. “Hace unos años el humor en prensa pretendía sobre todo sacar una sonrisa sobre temas cotidianos, ahora el chiste ha pasado a ser un verdadero editorial gráfico. Con un dibujo puedes reírte, pero también denuncias, das opinión y creas otro punto de vista.
En esta exposición, nosotros tratamos de mostrar la realidad de los desahucios desde la visión de 52 humoristas. Son al fin y al cabo 52 formas distintas de enfocar el problema, de presentarlo, y si con ello podemos concienciar un poco mejor que mejor”.

Crítica y humor

Obra de Elena Ospina para la XII Muestra de Humor Social.
Obra de Elena Ospina para la XII Muestra de Humor Social.
En la muestra, que puede visitarse hasta el 31 de mayo en la sala AIFOS de la Universidad de Alicante, han participado dibujantes de todo el país como David VelaJoan Subirana o Elena Ospina y también algunos de los grandes nombres del humor gráfico Internacional, como la alemana Marlene Pohle o el cubano Alfredo Martirena.
Recorriendo la exposición uno se da cuenta de que, aunque el humor es la tónica general en cada una de las obras, lo que abunda en todas ellas es la ironía, la reflexión, e incluso muchas veces un puntito de mala leche, ya que el objetivo final no es reírse del problema de los desahucios, sino ridiculizar a los responsables de esta situación.
Juli Sanchis (Harca), autor de las viñetas que cada semana publicamos en Nonada.es, resume así lo que él entiende como humor social: “Cuando queremos calificar nuestro trabajo lo llamamos chistes o dibujos de humor, pero es una definición que no se ajusta del todo a lo que hacemos. Nosotros no buscamos la risa, sino que por medio del filtro del humor, la sátira y la ironía lo que intentamos es denunciar aquello que no nos gusta”.
El humor es muy efectivo en los momentos duros, consigue relativizar una situación complicada y hace que no nos obsesionemos con determinadas cosas
Aunque pueda parecer contradictorio, con frecuencia el sentido del humor se agudiza ante las situaciones más dramáticas. El humor es muy efectivo en los momentos duros, consigue relativizar una situación complicada y hace que no nos obsesionemos con determinadas cosas. “A los dibujantes nos gusta pensar, aunque suene ingenuo, que con dibujos podemos cambiar el mundo. En el ámbito del humor se da el caso de que los autores podremos ser de derechas o de izquierdas, pero por regla general, suele haber un compromiso y una ética que nos hace ser muy solidarios con el que está más bajo, con el que padece los problemas. Y quizá por esto los dibujos conectan mucho más fácilmente con la gente” puntualiza Harca.
El dibujante de Picassent se lamenta de que no existan más publicaciones dedicadas al humor comprometidas y valientes. “Para mi el humor muchas veces necesita ser bestia, pero no basta con ser agresivo únicamente. Se ha de tener un nivel de dibujo muy bueno y hacer un buen trabajo de documentación periodística, no se trata de ofender gratuitamente. Publicaciones como la revista Mongolia, que es muy bestia pero está funcionando muy bien, demuestran que es viable hacerlo”.

Dibujos para aprender

Obra de Juli Sanchis (Harca) para la XIII Muestra de Humor Social.
Obra de Juli Sanchis (Harca) para la XIII Muestra de Humor Social.
En la era de la inmediatez y la concisión a nivel informativo, el humor gráfico está demostrando que ha sabido adaptarse a las necesidades de la nueva sociedad. Algo que para Enrique está fuera de toda duda. “El dibujo llega más rápido y se comenta más fácilmente que la letra impresa. Un buen ejemplo son las imágenes que la gente cuelga en facebook, se propagan a una velocidad asombrosa”.
Sin embargo esta capacidad de síntesis y el altísimo grado de viralidad que pueden alcanzar las viñetas no son algo que se acabe de descubrir ahora, desde hace décadas hay muchísimas instituciones que se valen de los humoristas gráficos para transmitir determinados conocimientos o informaciones de una manera efectiva: “La Unión Europea, el Instituto Cervantes, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el Consejo General de la Abogacía…incluso hay editoriales de libros de texto, que utilizan mis chistes del diario para ayudar a los extranjeros a aprender nuestro idioma”, recuerda Enrique. “Como ves, son instituciones muy serias, y se toman muy en serio el humor”.
Los dibujantes plasman en sus viñetas la realidad del día a día, y utilizan su lápiz para dejar constancia de aquello que preocupa a la sociedad. Con el objetivo de reconocer esta labor la UA creo hace unos años el premio ‘Notario del humor’. Un galardón que han recibido humoristas como Forges, Peridis, Kim, Puig Rosado, Sanchis…Este año, aprovechando la inauguración de la muestra se le entregó a Manuel Sánchez Baena (Man), un autor que lleva más de 40 años publicando diariamente su tira del ‘Tío Pencho’ en el diario ’La Verdad’.
Muchas veces parece que si no vives en Madrid o Barcelona y no publicas en un diario de tirada nacional, no tienes derecho a nada
Como apunta Enrique, “el mérito de su trabajo es grandísimo, ya que tiene la peculiaridad de que sus viñetas están escritas en panocho y su personaje representa las costumbres del huertano de Murcia, hasta el punto de que ya es todo un referente para los murcianos. Él es de Melilla, pero cuando llegó a Murcia, aprendió y se documentó hasta llegar a ser, como él mismo dice, un licenciado en ciencias panochas.
Muchas veces parece que si no vives en Madrid o Barcelona y no publicas en un diario de tirada nacional, no tienes derecho a nada. Y este premio es también una forma de reconocer a esos dibujantes que viven en provincias y que realizan un trabajo importantísimo”.
David Esteve
www.nonada.es


1 comentario:

wahyud dijo...

gracias, muy interesante artículo
obat stroke